miércoles, 14 de mayo de 2008

Ya lo tengo!!!

Miré el reloj del móvil mientras pensaba: "ya mismo tocará la alarma".... : eran las 6:19 minutos (y ya llevaba un rato con los ojos como platos). Se me vino el mundo encima, hasta las 8:20 no tocaría.

Intenté dormirme, así que empecé por cerrar los ojos. No podía. Me molestaban todos los ruidos, me dolían los brazos, estaba nerviosa, no hacía más que resoplar, se me pasaban mil pensamientos por la cabeza, repasaba uno a uno los STOPS, los semáforos, me imaginaba todos los pasos de peatones y a susodichos dispuestos a amargarme el día... Era imposble seguir durmiendo.

Lo conseguí... a medias. Llegó un momento en el que se me sucedía una pesadilla tras otra: todas seguían el mismo patrón. Una situación de examen, una orden del examinador... mi respuesta... y un suspenso. Todas acababan igual: me despertaba y pensaba "no... no era de verdad. menos mal..." Así hasta tres pesadillas. Tocó la alarma.

Intenté tranquilizarme, aunque los nervios me traicionaban. Incluso llegaba a sospechar de que mi madre me había echado alguna pastilla en el desayuno para tranquilizarme. Me sentaba en la salita, miraba el reloj... iba a salón... me asomaba a la terraza, volvía a la salita y miraba el reloj... ¿cómo era posible que el tiempo pasase tan lento? De vez en cuando tenía una pequeña conversación con mis padres, poca cosa...

Por fin llegó mi profesor con el coche a recogerme. Casi me temblaban las piernas.

Juro que los días previos yo estaba muy tranquila, y es como si en una mañana todos afloracen.

Llegó la hora...

Arranca, quita el freno de mano, señaliza, mira, volante... y dale.... "no va", pensé. Claro! no había metido la marcha. Me acordé del consejo que Ainhoa me había dado la noche anterior y me reí por dentro... Creo que nadie se dio cuenta de ese fallo. Lo corregí y salí.

"la siguiente a la derecha"... fue la primera orden tras comenzar la marcha. No la cagué. Me acordé de mis sueños. Me temblaba el pie. Me acordé de mi tía. Seguí adelante.

Cual fue mi sorpresa cuando vi que el camino a seguir era el de mi barrio de toda la vida, el camino que hago siempre, el que me sé con los ojos cerrados... Ahora todo era más fácil.

La mañana casi me la jode una viejecita con su tacataca, pero reaccioné más o menos bien.

El último STOP, el que había estado repasando mentalmente por la mañana... todo correcto.

"finalice cuando pueda a la izquierda". Fue la última orden. "ya?"... Lo pensé, y obedecí.

Esperé fuera.

"Has suspendido" me dijo mi profesor... cosa que no me creí porque se rio. Para mentir hay que tener un don especial, y él no lo tiene.

Tengo el carnet. Me falta el coche.

4 comentarios:

"eh tú" dijo...

Enhorabuena bixeja!!!!!

Cuando vaya a verte ya m podras dar una vueltecita jaja

Aunque no se si me fiare mucho....¬¬

Venga loka me alegro mil enserio!!!

sabia que ivas a aprobar..... estaba segura

chao!!!

tan solo 95 dias!!

aio loca t mereces ser feliz joderrrr


PD: Macu ya no me da miedo jaja

adioos

"eh tú" dijo...

Por cierto

Macu....perdon si te molesta lo

que he pueso!!! :S

Espero que no te lo tomes a mal....:S :S

Chao

Att: Fa!!

Anónimo dijo...

¡CARIÑOOO!

Muchísimas felicidades por lo del carnet :D

Me alegro mucho por ti ^^ Ya sabia yo que te lo sacabas a la primera jejeje

Ahora lo que te falta es el coche :P Cuando lo tengas, espero algún día escuchar a alguien pitar debajo de mi ventana, asomarme y ver que eres tú ^^ Que tengo que ver cómo lo haces :D

Haber si me paso por la Facultad ¿ok? ;)

CIAO
BSS
TQ

None dijo...

Mi amorrrr enhorawenaaaaa!!!!
Ya me puedes yevar en busca de Edward!!!jajajaj
weno anke sea a dar una welta, jaja
m alegro muxisimo x tii!!